8 de junio de 2014

La Maldición de los Niños Estrellas


Muchos niños, niñas y adolescentes que han actuado en la televisión y en el cine o bien han sido músicos juveniles o modelos en el pasado, ahora en la actualidad han terminado en la ruina económica, sufriendo de un alto nivel de estrés y traumas, cayendo en adicciones, en la decadencia, caos emocional, problemas con la ley y hasta acabando en la cárcel o muertos de diversas causas luego de que han dejado sus cortas carreras o bien cuando siguen en la misma cuando lleguen a ser adultos.

El infierno en casos mas extremos, empieza para estos chicos cuando son despedidos por no ser rentables o bien cuando finaliza su contrato, porque dejaron de ser encantadores, dejaron de ser niños o adolescentes, cometieron un leve desliz o para ser sustituidos por otros para que después sus carreras se echen a perder y les sean imposible buscar un trabajo, tener una vida estable emocional y económicamente; ejemplos, los hay muchos, como el de Michael Jackson, Britney Spears, Macaulay Culkin, Lindsay Lohan, entre otros.

Hasta en los casos más tristes, terminan con una vida adulta sin infancia, alcoholizados, drogadictos, con problemas legales o muertos.

Por Fernando Añez Morillo

La palabra mencionada en el titulo de este artículo, es una de las blasfemias más insultantes e imperdonables de toda las Américas (no tanto en Estados Unidos, cuyo uso es casi normal para casi todo, no solo como insulto o respuesta a una frustración) y tiene dos significados: el primero, la expresión de un deseo maligno dirigido contra una o varias personas para que reciba un mal o un daño a corto largo plazo, logrando que un mal deseo se cumpla; generalmente se hace, según los creyentes en ella, por medio de oraciones, rituales mágicos, malos deseos, etc.

   La segunda definición es simplemente la del acto de decir obscenidades fuertes o palabras soeces, insultantes, muy malsonantes, vulgares y de mal gusto por la cultura o por razones de pudor.

   El término "maldición" podría desglosarse como: desear un mal, mal decir, malos deseos o decir una cosa mal.

   Es cierto que cualquier palabra buena o mala que digamos y también de cada proyección (llámese pensamientos, intenciones, etc.) que hacemos sobre una o varias personas y hasta de nosotros mismos puede repercutir de una u otra forma, en menor o mayor intensidad; esto es un hecho que la ciencia y el campo de la psicología conductual está apenas empezando a investigar con seriedad, después de años de pensar que dichas teorías son solo cultura popular.

   Maldiciones, muchas han existido, según los que creen en ella claro está, en el que objetos, lugares, personas, rituales, situaciones, obras de arte, y situaciones cotidianas, entre otros han tenido una cierta aura o manto de negatividad, una pava, un aire de malignidad, donde aquel que tenga que ver o participe de aquello de forma directa e indirecta, le irá mal o mucho peor.

   ¿Eso existe de verdad? nos preguntamos con algo de incredulidad, burla, inocencia o curiosidad, pero de cierta forma les digo que si bien no se sabe si es verdad o es mentira, si es solo la casualidad o causas formadas por los que tienen relación con la misma, son solo fraudes o meros disparates, si son una verdad más que comprobable o solo cosas que suceden y ya; lo cierto es que si podemos creer en ellas o no,  las misma supera además de la ficción, todas las probabilidades y toda noción de lógica.

   En este espacio, les narro esto ahora como un bloguero que se despoja del título de redactor que pone escritos y no opinando nada personal u opinión propia y solamente lo que ocurre nada mas en este mundo; podría decir que se muchos casos de sucesos que son tomados como maldiciones causadas por cualquier cosa o situación, objetos embrujados y de mala onda como el Diamante Hope, la maldición de Superman, Tutankamon y la de Simón Bolívar, El Bosque del Suicidio, La maldición de los Grimaldi y muchas otras más que quizás algún día haga uno o varios artículos más al respecto en el futuro.

   Pero ahora les pregunto a todas, todos y cada uno de ustedes: si existen las maldiciones, ¿cuál de ellas sería la peor?

   Para mí, una de las peores sería la que se sacrifica algo irrecuperable, para que al final, después de ver logros y maravillas, placeres y lujos, terminemos sin nada, perdiendo todo y hasta lo más preciado que se tiene después de la vida: la infancia.

Pequeños talentos, futuro incierto

"Mientras más grande, más duro caen", ese es el dicho que se aplica cuando una estrella del cine, de la televisión o hasta del deporte, la política y la economía; en el caso del mundo del espectáculo muchos artistas del cine, de la música y hasta de la televisión han estado al borde de la ruina económica y moral por su estilo de vida descontrolado, siendo además material de inspiración en las revistas de chisme y escándalo amarillista, pero que de una u otra forma, salen del aprieto en el que se encuentran de cualquier manera.

   Hay casos que en verdad muy tristes que nos ponen a reflexionar en verdad, en el que nos decimos a nosotros mismos si de verdad vale la pena sacrificar una bella parte de nuestras vidas y la de nuestros seres queridos solo por lograr conseguir fama, fortuna y gloria.

   Los "Niños Estrellas" o "Niños Famosos", son aquellas chicas y chicos que por lo general tienen un talento excepcional en el deporte, la música, en la actuación, modelaje, concursos de belleza, cine y televisión, logran ganar millones y ser idolatrados por millones de personas, ejemplos de una juventud a la moda y ejemplo de una infancia llena de laureles.
Cristina Ricci, famosa por hacer del personaje de Merlina, en la comedia "The Addams Family" o Los Locos Addams.
   Gran parte de estos niños se convierten en adultos sanos y plenos, que bien siguieron con sus carreras talentosas ya adultos o bien cuando la dejaron vivieron una vida normal, siendo profesionales, personas equilibradas, formaron familias, aprovechando y bien administrado su fortuna, invirtiéndola bien y siendo económicamente estables en su vida.
Dakota Fanning
   Estos chicos pueden tener una educación que completa o mejore su vida en el futuro (bien cuando deje su carrera como prodigio o la complemente si sigue con su profesión en su vida adulta), tengan infancia sana, libres de vicios, tranquila y casi normal mientras sean protegidos bajo supervisión paterna, psicológica y legal que les deje vivir su infancia y adolescencia sanamente y en paz.

   Sin embargo, también existe también el otro lado de la moneda, un lado más incomodo de los que pocos no se dan cuenta ni hablan al respecto, salvo en las revistas de chismes y amarillistas.
Drew Barrymore, otra niña estrella que durante su infancia y adolescencia sufrió de drogadicción, alcoholismo y demás males durante su etapa de niña famosa, pero después de la ayuda de amigos y de despertar del letargo, ella ahora es una estrella de renombre de Hollywood y al menos tuvo la suerte de no terminar en una situación de la que no se puede escapar.
   En algunos casos, algunos niños y adolescentes que son estrellas nacientes e ídolos jóvenes, que a causa de las adicciones, la explotación de sus representantes, la falta de atención y supervisión, falta de amor y afecto sincero, el rechazo y al ser vistos como mera fuente de dinero (y no como seres humanos) sacrificaron su infancia y su fortuna, bien por las circunstancias, de forma forzada, voluntaria o a causa de sus padres para ser modelos, músicos o actores para ganar millones y luego, su futuro como adultos se vuelve un infierno, siendo estos el ejemplos más tristes de ruina de los que se encuentran aquí en este post.

   La famosa "Maldición de los Niños estrellas", en el cual la mayoría de los niños, niñas y adolescentes que han actuado en la televisión y en el cine o bien han sido músicos juveniles, deportistas o modelos que han terminado en la ruina económica (por malgastar su fortuna a corta edad o por robo por parte de sus padres o familiares) además de ser víctimas de explotación laboral y de todo tipo, maltratos, sufriendo de un alto nivel de estrés y traumas, cayendo en adicciones, en la decadencia (especialmente cuando no buscan mas papeles o contratos, etc.), en un caos emocional, en problemas con la ley y hasta acabando en la cárcel o muertos de diversas causas por sus acciones después de que han dejado sus cortas carreras o bien cuando siguen en la misma cuando lleguen a ser adultos.

   Muchos de estos padres, representantes, productores y demás responsables no prestan atención a estos chicos como seres humanos que necesitan apoyo y enseñanza, guiarlos hacia el camino correcto, sino como una fuente de ingreso fácil y segura sin tener en cuenta al joven en sí.

   Al contrario de los artistas que empezaron niños y son adultos estrellas exitosos, hay jóvenes quienes que después de estar en la cima del estrellato en su infancia y adolescencia, mientras le niegan su infancia y en casos más extremos, explotados en todos los sentidos, terminan su contrato o bien son despedidos porque ya no están de moda, dejaron de ser encantadores, dejaron de ser niños o adolescentes, cometieron un leve desliz o para ser sustituidos por otros para que después sus carreras se echen a perder y les sean imposible buscar un trabajo, tener una vida estable emocional y económicamente; hasta en los casos más tristes, terminan con una vida adulta sin infancia, alcoholizados, drogadictos, con problemas legales o muertos.

   Ejemplos, los hay muchos, como el de Michael Jackson, Britney Spears, Macaulay Culkin, Lindsay Lohan, entre otros.

   La intención de este post no es el acusar, generalizar, ni poner en tela de juicio a todas las compañías de entretenimiento y la música, instituciones deportivas, organizaciones de espectáculo y el entretenimiento, medios de comunicación así como sus padres de forma indiscriminada; gran parte de ellos son empresas e instituciones de renombre e intachable moral, profesionales, responsables, respetables y conscientes de la labor y el cuidado de estas jóvenes promesas para el futuro, protegiendo su salud e integridad, no tan solo como fuente de utilidades.

   Pero siendo realistas y sinceros, entre el montón hay excepciones, ya que hay algunas compañías, personas pseudo-profesionales y padres irresponsables que si bien son descaradamente codiciosas sin importar el daño que les hacen a los chicos, que actúan con otras intenciones (todas nada buenas), son meros fraudes, son o bien son delictivas con oscuras intenciones.

   La mayoría de las niñas y niños famosos baten récords, ganan millones de dólares, son populares, venden discos o entradas a conciertos, son imágenes promocionales y ganchos publicitarios eficaces.

   Tampoco este espacio se quiere dañar el honor y la integridad general de las personas, sean adultas, niños, niñas y adolescentes aquí mencionados, como también a sus padres; ya que la intención es de denunciar y prevenir aquellas situaciones, que si bien suele ser ocultadas o sean vistas como normal y aceptado por algunas sociedades, atentan con la etapa más hermosa de la vida: la infancia.


    La lista de "Niños prodigio" o jóvenes estrellas caídos en desgracia aumentan a cada año que pasa, y son notorios los casos y son tantos los ejemplos que haríamos una enciclopedia sobre la niñez arruinada, y no tendríamos el tiempo de terminarla en años, ni siquiera llegando a una cuarta parte de ella.

Niños Estrellas = ¿Adultos Estrellados?
Macaulay Culkin, al contrario de todos los anteriores, es el ejemplo vivo de un ex-niño famoso en decadencia
En los Estados Unidos, las actividades de los niños actores en la actualidad son regulados por medio de un sindicato rector, si los hubiere, las leyes estatales y federales; sin embargo, pocos productores y directores de cine sin escrúpulos hacen sus obras en lugares remotos específicamente para evadir las regulaciones destinadas a proteger al niño y así tener mas libertad creativa como dedicación sin ningún impedimento; un ejemplo de ello sería que una chica o un chico puede hacer más horas de trabajo o acrobacias arriesgadas en Canadá, ya que eso estaría prohibido en California. 

   La presión competitiva para un papel o una mera audición para menores de edad es bastante conocida; algunas personas también critican a los padres de los niños actores por permitir a sus hijos a trabajar a toda marcha y valiendo todo sin pensar en las consecuencias, en la creencia de que más actividades "normales" deben ser el alimento básico durante los años de la niñez. 

   Otros observan que la competencia está presente en todos los ámbitos de la vida, desde los deportes de los niños a diario estudiantil para orquesta y banda, y creen que la ética de trabajo inculcó o el talento desarrollado acumula a beneficio del niño.

   El actor niño puede experimentar presiones únicas y negativas cuando se trabaja bajo los programas de producción tiránicos o extremos. Los grandes proyectos que dependen de su éxito en la capacidad del niño para entregar un desempeño efectivo se suman a la presión.

   Muchos chicos y chicas estrellas tienen una carrera de corta duración y es por eso que muchos de forma inteligente dedican el resto de su vida a otras ramas delsaber y la economía como carrera definitiva: Peter Ostrum, por ejemplo, es ahora un exitoso veterinario después de un papel protagonista en "Willy Wonka y la fábrica de chocolate" y Shirley Temple se convirtió en una figura pública y diplomática. 

   En otros casos, hay niños estrellas que han logrado carreras exitosos en la edad adulta, como Jodie Foster, Roddy McDowall, Ron Howard, Elijah Wood, Christina Ricci , Jake Gyllenhaal , Dean Stockwell, Nataly Portman, Brooke Shields, Neil Patrick Harris y el ganador del Oscar Mickey Rooney, entre otros.


   Sin embargo, para tristeza y son bastante los casos, muchos niños estrellas se encuentran luchando para adaptarse al mundo de la farándula a medida que se convierten en adultos y el hecho de no mantener la fama y el éxito junto a la exposición de desenfreno hollywoodense a temprana edad, han hecho que muchos niños actores lleguen a la adultez  plagados de problemas legales, la bancarrota,  el abuso de drogas y en los más tristes, la muerte.

De adolescente combativo a adulto explosivo
Edward Furlong
Empecemos primero con Edward Furlong, aquel adolescente que actuó con Arnold Schwarzenegger en la pelicula "Terminator 2" del director James Cameron, papel que lo catapultó a la fama a los catorce años. Luego actúa en el film "Historia Americana X" junto a Edward Norton y también en varias películas mas como adolescente rebelde además de actuar en el videoclip de "Livin' on the Edge" del grupo de rock Aerosmith.

   Furlong ganó varios premios como el MTV Movie Awards como por su extraordinaria actuación como John Connor en Terminator 2 y al año siguiente recibe el premio Independent Spirit y obtuvo tambien un segundo premio Saturn por su trabajo en "Pet Sematary Two" (Cementerio de mascotas parte 2). Él ganó un Young Artist Award por su actuación junto a Kathy Bates en el film "A Home of Our Own" en 1993. 



   De forma breve Furlong tuvo una carrera como cantante, lanzando un álbum de 1991, titulado "Hold on Tight" que sólo se vende en Japón. 

   Los últimos papeles importantes de Furlong fueron en la comedia "Detroit Rock City" en 1999 y el drama policial Animal Factory en el año 2000. 


   Su carrera posteriormente declinó debido a múltiples detenciones y procesos judiciales, y el abuso crónico de sustancias y alcoholismo.


   Su vida como actor a pesar de los vicios no se ha detenido, pero si le impide buscar buenos papeles: cuando Cameron tenía en sus planes realizar la tercera entrega de Terminator, desechó a Furlong, el actor de la segunda entrega, para el papel (que por lógica le correspondía por tradición y porque Furlong conocía y podía interpretar el personaje muy bien), gracias a que llevaba demasiados años siendo un reconocido drogadicto, alcoholico y famoso "Chico Estrella decadente" que aparece en las portadas de los medios sensacionalistas por esos y más motivos de peso.

   La constante decadencia de su adolescencia malvivida y sin control condenó a este hombre, una antigua promesa de Hollywood, ahora transformada por las drogas en un zombi por tantos tóxicos narcotizantes en su humanidad.


   Se enfrenta en la actualidad a tres casos de maltrato contra su ex novia y espera una condena que le podría llevar a la cárcel.

Una niña "nice" en problemas
Lindsay Lohan
La actriz estadounidense Lindsay Lohan, famosa actriz que empezó de niña en el cine con la película "The Parent Trap" (Juego de gemelas en Hispanoamérica o Tú a Londres y yo a California en España) realizada en 1998, llevándola a la cima, y que actualmente es una multimillonaria estrella aun en estos días.

   Sin embargo, su vida dentro y fuera de las cámaras siempre había estado llena de problemas familiares, legales y afectivos (especialmente con su padre, un criminal maltratador y estafador de poca monta) además de estar inmersa ella misma en las drogas, desajustes alimenticios, en problemas legales por robos de artículos de lujo, accidentes de tránsito por imprudencia (conduciendo en estado de embriaguez), escándalos y ha estado en rehabilitación varias veces, sin resultados y esta fichada por la policía desde hace tiempo.

   Siendo aún menor de edad, cuando actuaba en películas juveniles, acudía a terapias de desintoxicación, sin éxito; más bien sigue en su drogadicción en forma constante y ha estado en problemas por accidentes de tráfico, por atropellar peatones, conducir en estado de ebriedad, por posesión de narcóticos y estuvo en prisión por violar su libertad condicional.

Un Angelito que está en los infiernos


En el caso de Macauly Culkin, desde los cuatro años empezó a actuar y más adelante comenzó a ganar dinero a manos llenas, y mucho más cuando interpretó el personaje del frágil, pero inteligente niño Kevin McKallinster en "Home Alone, parte I y II" (en España como "Solo en casa" y en Hispanoamérica como "Mi pobre angelito"), actuando también como protagonista en "Richie  Rich" (Ricky Ricón en Hispanoamérica, Niño Rico en España), entre otros papeles que le generaban hasta casi 8 millones de dólares por cada película.

   Conoció y actuó con Michael Jackson en el video "Black and White", en el que se convirtieron en amigos, si es que entre un niño y un perturbado psicológico que niegue de su raza y millonario con acusaciones de abuso de niños se considere una amistad sana.

   Fue considerada como la estrella infantil más cotizada de la década de 1990 y una promesa de la actuación; pero eso no lo salvo de los problemas familiares, ya que en 1998 ocurrió una amarga batalla legal entre sus padres que querían su custodia junto con sus millones de dólares, haciendo que le arruinase su carrera por estar inactivo laboralmente por los constantes dramas hogareños. Sus padres obviamente siempre estuvieron más preocupados por las finanzas de su hijo que de su bienestar emocional.

   Después de actuar en papeles pequeños, su vida desde la adolescencia entró en una espiral de decadencia al igual que su carrera de actor juvenil: Macaulay Culkin ahora se ha convertido en un hombre esquelético por el consumo de drogas y alcohol en fiestas nocturnas y bares. A los 18 años se casó pero su matrimonio no duró más de dos años, fue detenido por posesión de drogas en el 2004 y actuó en varias películas de poca importancia, haciendo que fracasara su carrera cinematográfica como adulto.

   Ahora Culkin es la sombra de lo que fue hace años: parece un zombi que se pasea por las calles de Nueva York con la cara demacrada y sin vida, con una mirada perdida que al mismo tiempo, pide ayuda.

Ternura de corta duración
Haley Joel Osment
Haley Joel Osment, con solo 5 años de edad, participó en la película "Forrest Gump", empezando así su carrera de estrella infantil, llegando a actuar como un niño con la facultad de ver personas fallecidas junto con Bruce Willis en la película "Sexto Sentido" y fue después dirigido por Steven Spielberg en “Inteligencia Artificial” en calidad de protagonista; pero después de eso, nunca más consiguió otro papel en su vida, salvo el de ser otra estrella caída en desgracia.


   Ahora el joven sufre de sobrepeso, con problemas financieros de importancia y fue condenado a 3 años de libertad condicional por estrellar su automóvil mientras conducía bajo el efecto de drogas y alcohol.

Una promesa que se apagó para siempre
River Phoenix
Uno de los casos más lamentables e indignantes, es cuando la vida de una estrella adolescente y con el futuro asegurado en Hollywood acaba de la peor manera de forma repentina, estúpida, extraña e irresponsable.

   River Phoenix, nacido en el 23 de agosto de 1970, era otra promesa del cine a corta edad: actuó junto a Harrison Ford en la película "Mosquito Coast" y luego obtuvo el papel de Indiana Jones a la edad de 14 años, en el éxito "Indiana Jones y la Última Cruzada". Él era el hermano mayor del famoso actor Joaquín Phoenix, quien hizo el papel del villano Emperador Cómodo en "Gladiador". Aclamado por la crítica de la década de los 1980, se le consideró como uno de los "Nuevos actores prometedores de 1986".

   Se hizo actor destacado a los 15 años de edad y fue nominado a un Oscar, pero a pesar de ser ídolo juvenil, para algunos su infancia fue algo exótica y fuera de lo común: Phoenix describió a sus padres en una entrevista como "hippies" que se unieron a una secta religiosa haciendo varios viajes como misioneros.

   Eran tiempos de conocer al mundo, pero con mucha pobreza a cuestas: su familia jamás recibió apoyo financiero alguno del grupo religioso haciendo que River tocara la guitarra y cantara junto a su hermana Rain a menudo en las calles por dinero y comida, a pesar de que el padre de River fuera designado como "Arzobispo de Venezuela y el Caribe" de la secta.

   Según sus propias palabras ante la prensa, fue abusado sexualmente durante una ceremonia dentro de la secta, ya que creció en una familia que pertenecía a la secta religiosa Niños de Dios (actualmente llamada "La Familia Internacional"), denunciada en el mundo entero por su maltrato a los menores de edad y abuso sexual infantil apoyadas en sus doctrinas en el pasado. A pesar de esa declaración, fue presionado por sus agentes para que desmintiera después lo que había dicho y dijera que eso era un chiste, quizás para evitar demandas de la organización religiosa o que arruinaran su floreciente carrera.

   Sus padres Arlyn y John se desencantaron de la secta cuando se opusieron a las prácticas inmorales del grupo y su líder.

   Los niños de la familia Phoenix se volvieron en artistas experimentados, con el acto de canto de River y Rain agradando al público en concursos de talento y ferias.

   Después de ser descubierto su talento en el lugar de trabajo de su madre en una emisora de televisión, hace su primera aparición en el programa de televisión "Fantasy" cantando con su hermana Rain en 1980 y dos años más tarde, River fue asignado en la serie televisiva de la NBC "Seven Brides for Seven Brothers" , en la cual interpretó al hermano menor, Guthrie McFadden. Luego de terminada la serie, actuó en varias películas para televisión y en varias series hasta que en el punto culminante, con los críticos de televisión a su favor, River obtuvo su primer papel en una película en el cine, interpretando al niño científico Wolfgang Müller en la película "Explorers" en 1984.

   Actuó en el film "Stand by me" de 1986, que trajo a Phoenix prominencia pública y también lo hizo en "Mosquito Coast" ese mismo año. Fue nominado al Oscar por su papel en "Running on Empty", con tan sólo dieciocho años.

   Fue vegano (vegetariano estricto) desde joven y en su adolescencia, dándole buena imagen como activista en pro de los derechos de los animantes y del ambiente ante la opinión pública.

   En su temprana adultez y después de unos años, su vida fue algo bohemia aunque dedicada también en proyectos musicales. Su pasión verdadera fue la música según sus allegados, pero por desgracia, cayó en el mundo de la droga y las fiestas sin control en el transcurso de sus últimos años.

   En una noche, dentro del local nocturno "The Viper Room", River Phoenix se dirigió al baño para tomar drogas con varios amigos después en las primeras horas de la madrugada del día de Halloween; en el medio de la vía pública tuvo convulsiones por una sobredosis de heroína y cocaína, sus hermanos y amigos intentaron salvarlo haciéndole respiración artificial y llamando al número de emergencia 911.

   Phoenix fue declarado muerto en un hospital de Hollywood un día 31 de octubre de 1993, víctima de una sobredosis a los 23 años de edad.

Niñez frustrada
Michael Jackson en su infancia

A pesar de que no se puede dar detalles de la vida de Michael Jackson porque ya todo el mundo sabe cómo fue su juventud temprana, su trayectoria, sus errores, sus faltas y su triste final, debemos aclarar que su muerte es la consecuencia de una vida sin infancia ni adolescencia.


   El mundo de la música ha perdido desde hace tiempo a uno de sus mayores exponentes gracias a que su padre prefería verlo ensayar así sea a fuerza de amenazas y golpes para que perfeccionara su voz y sus pasos de baile en vez de hacerlo con dedicación, disciplina y amor al mismo tiempo que lo hubiera dejado jugar; o mejor, si ese padre que le entrenaba, también hubiese jugado con él y lo amara en vez de darle golpes con una correa.

   Durante su adolescencia recibió las burlas y críticas destructivas de su padre y de parte de algunos familiares por su aspecto físico, especialmente sobre su nariz afrodescendiente (le llamaban "narizotas") además de ser criticado por su acné juvenil.

   El resultado de esto, fue la asombrosa naturalidad cuando expresaba su arte: el talento al actuar, bailar y cantar con grandeza, precisión y a la vez con una destreza sobrehumana, como si fuera un poseso demoníaco, como un dios pagano de las artes, logrando así ser admirado, idolatrado, imitado, reconocido y glorificado en sus días de grandeza máxima.

   Pero también ese entrenamiento brutal recibido de su padre tuvo también sus consecuencias negativas: se hizo cirugías extremas, especialmente en la nariz, el mentón y los pómulos que le hicieran parecer más caucásico e infantil ante el público y modificaba a propósito su voz para parecerse así a un niño que nunca iba a dejar de serlo, para así bloquear el recuerdo de una patética infancia. Su conducta excéntrica y para algunos inmoral terminó opacando su talento para así hundirlo en la humillación pública.

   Michael fue una estrella desde su infancia: formaba parte del grupo "Los Jackson Five" junto con sus hermanos, por eso no le dejaron disfrutar de una niñez feliz, despreocupada y sana como debería ser. Su adolescencia fue igual de fatal, no se le conoció jamás una relación sentimental confirmada, nunca tuvo amigos verdaderos o sinceros, iba de espectáculo en espectáculo y por eso dio como resultado conductas cuasi infantiles en el en su edad adulta.

   Vivía como un rey en su mundo creado por él mismo para escapar en pocos instantes de una exitosa y a la vez mediocre vida: El Rancho "Neverland", donde está un "País del Nunca Jamás" donde él era Peter Pan y donde los niños podían entrar a disfrutar del parque de atracciones en su interior y estaba siempre rodeado de ellos para así vivir de esa infancia que le quitaron injustamente a cambio de ser un dios del espectáculo.

   Los abusos a menores son lo más imperdonable que puede llegar a hacer un ser humano, así fuera una simple acusación o un mero rumor, pero eso ultimo hace tumbar o manchar la carrera a más de un famoso: gracias a sus actitudes, vinieron las sospechas y varias denuncias surgieron los escándalos de abusos a menores que le arruinaron su fama de niño grande para convertirse en un monstruo ante la opinión publica.

   El complejo de Peter Pan que tenia Michael no le dejaba ver el mundo con los ojos de un adulto normal a pesar de todo el poder, dinero e influencia que tenía: era el máximo exponente y punto de referencia de lo excéntrico y de las afecciones psicológicas que existe en este mundo, ya que comía solamente una vez al día en parte al miedo que tenia al sobrepeso (no se sabe si es por estar ligero de peso al bailar o bien sea una obsesión mas), quiso hacer brujería Vudú para matar a Steven Spielberg, dormía con una muñeca en las últimas semanas de su vida, le temía miedo a los fantasmas, desarrolló una enfermiza obsesión con los niños y bebés, usaba paraguas para no quemarse por el sol (debido a su piel despigmentada), que para los que no entendían su situación mental, lo catalogaban a secas como un hazmerreir, un ridículo artista en decadencia o un espantapájaros viviente digno de lastima o asco profundo.

   Su música, su danza y su legado quedo grabado a fuego en la historia de la música, pero pagó el precio de su fama dejar su niñez a temprana edad y terminando su existencia por una supuesta sobredosis de sedantes en frente de su médico irresponsable e incompetente, ante sus pobres hijos siendo testigos de su lamentable agonía.

   Ahora es uno de los pocos artistas que después de fallecidos, siguen ganando millones gracias a los derechos de autoría de todas sus canciones, discografía y de sus posesiones; pero antes de su fallecimiento, su fortuna había mermado desde hace pocos años por los gastos estrafalarios de Michael, los escándalos, las demandas y tanto así que una de sus hermanas dijo una vez, para aclarar su situación financiera, que valía más muerto que vivo.

Razones

Algunos de nosotros dirán: ¿por que acaban así de esa manera?

   Muchas son las causas del porque acaban así de esa manera estas estrellas infantiles, entre las cuales están:

1 - Falta de control de las autoridades gubernamentales defensoras de los niños, niñas y adolescentes (en varios países si bien no existen o bien tiene poco control en la industria del cine, la música, televisión y demás), así como la falta de control de las mismas en la prevención de la explotación laboral infantil a causa de los padres o representantes legales o de algunas compañías.

2 - Inobservancia, permisividad dañina, abuso o falta de supervisión paterna como también de algunos encargados, productores, empresarios, managers o representantes y demás; más que todo cuando los mismos ven a sus hijos como mera fuente de ingresos y no como seres vivos que necesitan amor, educación, protección y atención.

3 - Obligación o incentivo a la joven estrella a dedicarle de lleno a su carrera, al punto de sacrificar sus estudios, su infancia y en casos extremos, su salud y hasta su vida en pro de satisfacer la voluntad de algunos empresarios sin visión ni consideración, managers irresponsables y demás así como el afán único del lucro.

4 - Conflictos, problemas, conductas problemáticas o dañinas, traumas o daños psicológicos antes de la carrera, no tratados o no resueltos por el/la joven o sus padres; los mismos bien pueden intensificarse, empeorar, pudieran estallar o bien ser contraproducente para el desarrollo de la joven estrella en el presente o en la adultez, ya que estos pueden empeorar dichas conductas, formar otras nuevas o bien en algunos casos, el/la joven tendrá la sensación de que nunca tuvo infancia, generando en el conductas irresponsables, infantiles, vicios, etc.

5 - Entrenadores, cuidadores, profesores, managers y demás representantes de los jóvenes talentos, que son irresponsables e inmorales con antecedentes criminales o conductas delictivas, pero a la vez con una posición de poder e influencia ante el menor de edad, sus padres y la sociedad; gran parte de ellos someten a los/las jóvenes a la presión y en casos más extremos, ser abusados física, psicología y sexualmente por estos.

   Estas son algunas de tantas causas de la caída de estos jóvenes y sus consecuencias, muchas de ellas por intereses diversos no son escuchadas o son ignoradas.

Para reflexionar

Una vez tenemos ejemplos de lo fácil que es perder dinero, salud al igual que la infancia cuando los responsables que debían protegerla y preservarla o son irresponsables o bien no tienen el más mínimo escrúpulo en pro de tener más dinero para sus cuentas corrientes. 

   Las formas en que se pierde una juventud a edad temprana son: el consumo de drogas, embarazos precoces, acoso escolar y social, abuso físico y sexual, desatención de los padres o como en este caso, el trabajo en la infancia sin supervisión, de forma explotadora, sin consideración, sin escuela, sin juegos, sin vida propia, bien sea en los basureros, en las minas, en las canteras o bien en un set de grabación o un escenario de la mano de irresponsables.

   Es por eso queridas y queridos lectores que la niñez sana es quizás lo único que valga la pena en este mundo tan desordenado y tan miserable en el que vivimos, lo que nos permite al menos en una fracción de nuestra vida ver al mundo y explorarlo sin la necesidad de pensar en todos los problemas angustiantes que nos enfrentamos; la infancia también es la etapa en que aprendemos a vivir la vida por medio de juegos y no con la realidad más cruda.

   La adolescencia sana es la que a pesar de que vemos y sentimos la cruda verdad en nuestra cara y en carne propia, al menos nos permite sentir y experimentar la misma para bien o para mal, para aprender de la vida y ser más maduros y experimentados mientras sentimos que el mundo entero está en nuestra contra y a la vez ese mismo mundo está en la palma de nuestra mano y hacer del mismo, dependiendo de la infancia que nos haya tocado, un lugar peor o mejor en el futuro. Esa misma adolescencia, por esas razones y más, puede ser recordada con amargura, o bien con una sonrisa, pero solo se logra y se decide gracias al ejemplo y educación que les demos, la dignidad y respeto que nos demos mutuamente y el bien que le deseamos.

   Por eso, al mirar a estos chicos que actúan, compiten, posando para revistas, cantando y nos maravillamos con su talento, pensemos en el esfuerzo que están haciendo por crear ilusiones, sueños y mensajes que duraran por siempre y por eso debemos de protegerles para que ellos sean felices y que a la vez las artes no se conviertan en una mera mercancía que necesita destruir inocencias para ser lo que es.

   Estos son los pocos casos que se puede mostrar, apenas es una fracción del montón de glorias infantiles caídas en desgracias; muchas de ellas superaron esos traumas y otros caen muy bajo hasta que no están con nosotros para contarlo. Pero también existen chicos y chicas estrellas que siguen su carrera bajo una consciente y buena supervisión, bajo el cuidado de sus padres y la consideración de productores, representantes y demás responsables de los espectáculo que son conscientes de la salud y la integridad de los jóvenes y han llegado sanos y salvos a la adultez, con una profesión y vida normal, recordando la época de chico estrella como la más feliz y divertida y no como un valle de lagrimas, o bien se convirtieron en profesionales del espectáculo, ampliamente reconocidos y talentosos cuando son adultos.

   “Los niños nacen para ser felices”, así dijo el gran poeta y Apóstol de la independencia cubana José Martí, la infancia y adolescencia de estos tiempos no es la misma que la de hace 10, 20 o 30 años; ahora se vive rapido y sin pensar en lo que va a pasar; ya ni siquiera se puede salir a las calles por la inseguridad y los conflictos, ni siquiera se puede confiar ciegamente en las personas que los cuidan y hasta muchas pareja piensan en no tener hijos por todos los problemas de este mundo o para no hacer pasar a sus vástagos por los mismos problemas que ellos sufrieron.

   Pero a pesar de eso, en todas las épocas y en todas las situaciones, la infancia se debe vivir con respeto, paz y protección, que vuelen con libertad y orden, que aprendan valores y les mostramos lo malo para que no caigan en el, enseñarles respeto y se den a respetar al mismo tiempo, para que viva su niñez y adolescencia digna y sean personas plenas y felices, de lo contrario, será patética, sin conciencia y con vicios, porque todos muy bien sabemos, y estos casos así lo demuestran, una persona sin infancia, aunque pase todos los años del mundo, verdaderamente no crecerá jamás.


FUENTES CONSULTADAS:

A las Once: Niños estrella caídos en desgracia - Reportaje de América Televisión Magazines

10 Niños actores caídos en el olvido - de Juan Fernando Pachón Botero - Alternativa Regional

Los diez niños-actores más autodestructivos de la historia - China.org.cn

10 estrellas infantiles que se convirtieron en adultos patéticos - Cinemanía

Bieber, el último niño bueno caído en desgracia - La Prensa

Lindsay Lohan: La niña que se convirtió en una rebelde dama

No hay comentarios.:

Logramos lo Imposibe. ¿Quieres hacerlo tu también?

Logramos lo Imposibe. ¿Quieres hacerlo tu también?
Logramos lo Imposibe. ¿Quieres hacerlo tu también?. Entonces HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN.